martes, 6 de junio de 2017

Monte Bulusán

Vista aérea de la cara norte del Monte Bulusán
Foto: Wikipedia/Phivolcs. <www.canadianinquirer.net>
Ubicación: Filipinas, Bícol
Altitud: 1.565 msnm
Origen: 40.000 años atrás aprox.

Tipo de volcán: Estratovolcán
Tipo de erupción: Vulcaniana. Violenta
Índice de explosividad volcánica media: 3
Última erupción: 2017
Víctimas mortales totales: 5
Estado: Durmiente




El Monte Bulusán es un volcán activo al extremo sureste de la isla Luzón, en la provincia de Sorsogon, región de Bícol, Filipinas. El volcán consiste en el cono activo del Monte Bulusán, la caldera de Irosin de 11 km de ancho, y centros volcánicos disecados más antiguos que incluyen las montañas Gate en el extremo sur de la península y el Monte Bintacan al oeste. El cráter del Monte Bulusán tiene una altitud de 300 metros de diámetro con numerosos flujos de lava por los lados. Alrededor del volcán se distinguen cuatro cráteres: el primer cráter, llamado Blackbird Lake, tiene 20 metros de diámetro y 15 metros de profundidad. El segundo cráter es oval, con dimensiones de 60 por 30 metros y 15 metros. El tercer cráter tiene aproximadamente 90 metros de diámetro y 20 metros de profundidad, mientras que el cuarto, que está cerca del borde del noreste, se abrió durante la erupción de 1981. El volcán forma parte de la cadena volcánica Bícol que se extiende desde el norte de Camarines hasta el norte de Sorsogon en el sur. Esta cadena es frecuentemente denominada cinturón volcánico; está compuesta por volcanes activos y geológicamente jóvenes. El volcán contiene un sistema hidrotérmico, el sistema hidrotérmico Bulusán, el cual consiste en una solfatara sobrecalentada en la cumbre del volcán y fuentes termales en los flancos. Todos los resortes termales liberan aguas de pH neutro a temperaturas <65 °C. Las erupciones típicas en Bulusán son freáticas y estrombolianas. La reciente historia eruptiva del Monte Bulusán indica que las erupciones de tefra y los flujos de lodo son los principales peligros volcánicos en la zona.

Erupciones y acontecimientos relevantes:
40.000 años atrás aprox. Formación de la gran caldera de Irosin.
3.050 a. C. Erupción.
950 Erupción.
1852 Posible erupción.
1886 Erupción.
1889 Erupción.
1892 Erupción.
1894 Erupción.
1916 Erupción.
1918-22 Erupciones.
1928 Erupción.
1933 Erupción.
1978 Erupción.
1979-80 Erupciones.
1981 Erupción. Apertura del cuarto cráter al noreste, con una fisura de 100 metros de largo y 5-8 metros de ancho por debajo del cráter.
1983 Erupciones. Pequeñas erupciones freáticas ocurrieron en el cráter de la cumbre los días 25 y 29 de junio de 1983. La ceniza fue expulsada a una altura de 1,2 km.
1988 Erupciones. El 20 de febrero se produjo una pequeña erupción de cenizas en el volcán Bulusán. La erupción fue acompañada por un rayo en la cumbre. El 24 de febrero de 1988 un terremoto de magnitud 6,9 ocurrió 80 km al noreste de Bulusán. El terremoto posiblemente causó un deslizamiento de tierra que fue observado en el flanco medio-inferior del volcán. 
1994-95 Erupciones. Una erupción freática ocurrió en el volcán Bulusán el 27 de noviembre de 1994 que eyectó un penacho de ceniza a 1,5 km de altitud. Una segunda explosión de cenizas el 3 de diciembre depositó ceniza a 7 km del volcán. Una fuerte explosión freática el 12 de diciembre creó una nube de ceniza de 3 km de altura, y causó una caída de ceniza a 16 km del volcán. Una erupción el 21 de enero de 1995 fue acompañada por ruidos estridentes, relámpagos en la cumbre, y una leve caída de cenizas en el Observatorio de San Benón a 5 km al suroeste.
2006-07 Erupciones. Una erupción de la cumbre ocurrió en el volcán de Bulusán el 21 de marzo de 2006 después de permanecer en silencio durante 11 años. El 13 de junio de 2006, los vulcanólogos dijeron que los nuevos cráteres fueron creados por las explosiones suaves del Monte Bulusán. Aparte de los nuevos cráteres, dos de los cuatro cráteres del volcán parecían haberse fusionado y se observaron grietas en el cráter en el lado occidental de la cumbre. Hubo diez explosiones hasta el 28 de junio de 2006. Las erupciones en 2006 fueron el resultado de pequeños volúmenes de magma con una zona saturada de agua por debajo de la cumbre. Entre el 10 de octubre de 2006 y el 12 de mayo de 2007 se produjeron erupciones explosivas y caída de ceniza. El 31 de julio de 2007, una explosión eyectó ceniza a una altitud de 6,6 km.
Al menos siete pequeños terremotos ocurrieron cerca del volcán Bulusán los días 6 y 7 de enero de 2008.
2010-11 Erupciones. El 7 de noviembre de 2010, PHIVOLCS (Instituto de Vulcanología y Seismología de Filipinas) registró una mayor actividad sísmica en el volcán Bulusán, 24 horas después de que el volcán activo arrojase una columna de 600 metros de ceniza y vapor grisáceo el 5 de noviembre de 2010. Vulcanólogos estatales señalaron que al menos 10 terremotos volcánicos y cuatro eventos de explosión se documentaron después de la emisión de cenizas y vapor a las 8 de la mañana del sábado del 5 de noviembre. Después de meses de poca actividad, en febrero de 2011 el volcán repentinamente estalló y envió un penacho de ceniza a 2 kilómetros de altura, después de que el agua reaccionara con el magma caliente. Se impuso una prohibición de 4 kilómetros de viaje alrededor del cráter. También aconsejaron a los aviones que evitaran el perímetro inmediato debido a cenizas y escombros en el aire.
2013 Erupción. Una repentina erupción freática el 7 de mayo de 2013 mató a 5 personas que estaban dentro de la zona de peligro del volcán.
2015 Erupciones. El monte Bulusán expulsó un penacho de ceniza de 250 metros el 1 de mayo de 2015 alrededor de las 21:46 h, durando 3,5 minutos. El incidente fue clasificado como un "evento de explosión menor" por PHIVOLCS que condujo a la elevación del nivel de alerta 1 (actividad anormal) para el área circundante. Una segunda explosión de ceniza que duró cinco minutos también ocurrió el mismo día. Una erupción freática ocurrió en el volcán Bulusán, el 17 de julio de 2015. La erupción produjo un terremoto de explosión que duró 11 minutos. Se escucharon sonidos a 6 km de la cumbre. La erupción produjo un penacho de ceniza de 200 metros de alto que causó caída de ceniza en áreas cercanas. La inflación del volcán se registró en junio y julio de 2015.
2016-17 Erupciones. Bulusán estalló el 22 de febrero de 2016, enviando una columna corta de vapor y cenizas a 500 metros por encima de la fisura oeste-noroeste de la cumbre del volcán. La explosión se registró como un terremoto de alta frecuencia, seguido por uno de baja frecuencia, de 21 segundos de largo, según informó PHIVOLCS. El 10 de junio de 2016, el Monte Bulusán estalló nuevamente a las 11:35 h. La erupción duró cinco minutos y generó un penacho de ceniza de unos 2.000 metros. Según PHIVOLCS, la erupción fue de naturaleza freática y tenía una fuente poco profunda, con la ceniza flotando hacia el noroeste hasta la dirección de la ciudad de Juban. Durante los dias 16-18 de octubre Bulusán siguió emitiendo cenizas e intensa desgasificación. El 24 de octubre la red sísmica del volcán Bulusan, registró 33 terremotos volcánicos durante las últimas 24 horas, precediendo a dos erupciones freáticas. Las erupciones, acompañadas de sonidos ruidosos y olores de azufre, cubrieron las cercanías de cenizas. El 29 de diciembre, Bulusán tuvo una erupción freática, disparando un penacho de ceniza de unos dos kilómetros de altura. Sucedió a las 14:40 del mediodía y duró unos 16 minutos. Desde principios de 2017, Bulusán sigue en una menor actividad volcánica. Una pequeña erupción freática ocurrió en el volcán el 5 de junio de 2017 a las 14:29 UTC. La erupción duró 12 minutos, pero no pudo observarse visualmente debido a las espesas nubes que cubrían la cumbre. Se reportaron rastros de ceniza, olor sulfúrico y sonidos retumbantes en Brgys (aldeas).

Del 4 al 5 de mayo de 2019 se detectó un aumento de la actividad sísmica del volcán, con un total de 16 terremotos volcánicos registrados por la red de monitoreo sísmico. ala tendencia de los datos del 29 de abril al 5 de mayo indicaron una ligera inflación en las pendientes superiores. PHIVOLCS elevó el nivel de alerta del volcán de 0 a 1. Se recordó estrictamente a las unidades del gobierno local y al público que debe evitarse la entrada en la Zona de Peligro Permanente (PDZ) de 4 km. También se observó un aumento notable en la temperatura del agua de las aguas termales monitoreadas, mientras que se registró una emisión tenue a débil de penachos de vapor blanco en los respiraderos del sureste.

No hay comentarios:

Publicar un comentario