domingo, 7 de enero de 2018

Volcán de Fuego

Volcán de Fuego en erupción el 11 de febrero de 2016
Foto: Insivumeh, Conred. <www.lechaudrondevulcain.com>
Ubicación: Guatemala, Chimaltenango/Escuintla/Sacatepéquez
Altitud: 3.763 msnm
Origen: 230.000 años atrás aprox.

Tipo de volcán: Estratovolcán
Tipo de erupción:
Vulcaniana/Pliniana. Cataclísmica
Índice de explosividad volcánica media: 4
Última erupción: 2002-presente
Víctimas mortales totales: 109 aprox.
Estado: Activo en el presente




El Volcán de Fuego o simplemente Fuego, es un estratovolcán activo situado entre los departamentos de Sacatepéquez, Escuintla y Chimaltenango, al centro-sur de Guatemala. El Volcán de Fuego es uno de los volcanes más impresionantes de Centroamérica. Sus erupciones son violentas, y probablemente es el volcán más activo desde la Conquista. Prácticamente se encuentra descubierto de vegetación más arriba de los 1.300 metros, donde básicamente sólo puede encontrarse lava. El Volcán de Fuego tiene la forma de un cono que se alarga considerablemente hacia el sur, formando el pie de monte hacia la costa sur. Debajo de él se constituye una meseta orográfica de múltiples caractéristicas geológicas. Forma una tríada de colosos con los volcanes Volcán de Agua y Acatenango, próximos a su base; de hecho, comparte el mismo bloque volcánico con el volcán Acatenango, y originalmente ambos eran referidos por los colonos españoles como "los volcanes de Fuego". Del volcán nacen varias fuentes hidrícas, que se convierten en ríos descendientes hacia la costa sur, en un área de riqueza mineral, óptima para la agricultura. Las erupciones históricas en el Volcán de Fuego han sido en su mayoría de composición basáltica, pero se han vuelto más máficas con el tiempo. Supuestamente esto se debe a las condiciones cambiantes de la cámara de magma parental. Flujos de lava, flujos piroclásticos, lahares, eyección de bloques y bombas, caída de cenizas, son algunos de los peligros más frecuentes del volcán. Una erupción de este volcán podría afectar a unas 100.000 personas que se encuentran en la zona de peligro. 

Erupciones y acontecimientos relevantes:
230.000 años atrás aprox. Construcción de la Meseta, la cual se remonta a unos 230.000 años y continuó hasta el Pleistoceno tardío o el Holoceno temprano. El posterior colapso de la Meseta pudo haber producido el depósito masivo de escombros y avalanchas de Escuintla, que se extiende unos 50 km hacia la llanura costera del Pacífico. El crecimiento del volcán moderno Volcán de Fuego siguió, continuando la migración hacia el sur del vulcanismo que comenzó en Acatenango. 
1580 a. C. ± 75 Erupción. 
590 ± 75 Erupción. 
900 ± 75 Erupción. 
970 ± 50 Erupción. 
1524 Erupción. 
1526 Posible erupción. 
1531 Erupción. 
1541 Erupción. Erupción reportada por la Comisión del presidente de la Real Audiencia en 1774, que indica que fue la causante del deslave en el Volcán de Agua que provocó la inundación y destrucción de la entonces capital de la Capitanía General, que se encontraba al pie del referido Volcán de Agua en la ubicación conocida actualmente como Ciudad Vieja. 
1542 Erupción. 
1551-52 Erupciones. 
1557 Posible erupción. 
1559 Posible erupción. 
1565 Posible erupción. 
1571 Posible erupción. 
1575 Posible erupción. 
1576 Posible erupción. 
1577 Posible erupción. 
1581-82 Erupciones. Erupción reportada por el historiador Domingo Juarros, que causó daños. Pudo haber estado relacionado con terremotos. 
1585 Erupción. 
1586 Erupción. 
1587 Erupción. 
1614 Erupción. 
1617 Erupción. 
1620 Erupción. 
1623 Erupción. 
1629-32 Erupciones. 
1679 Posible erupción. 
1685 Erupción. 
1686 Erupción. 
1689 Posible erupción. 
1699 Erupción. 
1702 Erupción. 
1705 Erupción. 
1706 Erupción. 
1709 Posible erupción. 
1710 Erupción. 
1717 Erupción. Fuerte erupción del volcán que fue el preludio de los Terremotos de San Miguel. El 27 de agosto hubo una erupción muy fuerte del Volcán de Fuego, que se extendió hasta el 30 de agosto; los vecinos de la ciudad pidieron auxilio al Santo Cristo de la catedral y a la Virgen del Socorro que eran los patronos jurados contra el fuego del volcán. El 29 de agosto salió la Virgen del Rosario en procesión después de un siglo sin salir y hubo muchas más procesiones de santos hasta el día 29 de septiembre, día de San Miguel; los primeros sismos por la tarde fueron leves, pero cerca de las 19:00 h. de la noche se produjo un fuerte temblor que obligó a los vecinos a salir de sus casas; siguieron los temblores y retumbos hasta las cuatro de la mañana. Los vecinos salieron a la calle y a gritos confesaban sus pecados, pensando lo peor. En la ciudad, los habitantes creían que la cercanía del Volcán de Fuego era la causa de los terremotos; el arquitecto mayor Diego de Porres llegó a afimar que los terremotos eran causados por los reventazones del volcán. Los terremotos de San Miguel dañaron la ciudad considerablemente, al punto que el Real Palacio sufrió daños en algunos cuartos y paredes. También hubo un abandono parcial de la ciudad, escasez de alimentos, falta de mano de obra y muchos daños en las construcciones de la ciudad; además de numerosos muertos y heridos. 
1730 Erupción. 
1732 Erupción. Erupción reportada por el historiador Domingo Juarros, que causó daños. Pudo haber estado relacionado con terremotos. 
1737 Erupción. 
1751 Posible erupción. 
1765 Posible erupción. 
1773 Posible erupción. Enjambre de terremotos del 11 de junio al 29 de julio de 1773 día de Santa Marta de Bethania, en que se produjo el catastrófico terremoto que forzó el traslado de la ciudad a otro asentamiento ya que se pensaba que el origen del terremoto había sido el Volcán de Fuego. 
1799 Erupción. Erupción que no tuvo consecuencias desastrosas, aunque duró varios días y calentó el agua de una vertiente que baja del volcán Acatenango a tal punto que no se podía cruzar. 
1826 Erupción. 
1829 Erupción. 
1850 Posible erupción. 
1852 Posible erupción. 
1855 Erupción. 
1856 Erupciones. 
1857 Erupciones. 
1860 Erupción. 
1861 Posible erupción. 
1867 Posible erupción. 
1880 Erupción. Erupción del volcán reportada por el explorador Eugenio Dussaussay, quien ascendió al cono activo en 1881. 
1896 Erupción. 
1932 Erupción. Fuerte erupción del volcán que cubrió la ciudad de Antigua Guatemala, la Ciudad de Guatemala, y los países Honduras y El Salvador con ceniza. Además a esta erupción la acompañaron temblores, retumbos y ondas de choque. El cráter del Volcán de Fuego, ha cambiado su apariencia muchas veces, desde la erupción de 1932. 
1944 Erupción. 
1947 Erupción. 
1949 Erupción. 
1953 Erupción. 
1955 Erupción. 
1957 Erupción. 
1962 Erupción. 
1963 Erupción. 
1966 Erupciones. 
1967 Erupción. 
1971 Erupción. 
1973 Erupción. 
1974 Erupciones. La erupción de 1974 fue la más grande desde 1932. El magma inferido elevó a un conducto similar a un dique desde un cuerpo de magma más profundo como resultado de las influencias de las mareas. La erupción comenzó el 10 de octubre con erupciones de cenizas y desde un cráter central. El 14 de octubre, nubes de cenizas se elevaron a 11 km sobre la cima. Nuées ardientes descendieron de Quebranda San José y fueron visibles desde Finca Capetillo en Alotenango, 8 km al este-noreste del cráter. Flujos piroclásticos con velocidades de 75 km por hora llegaron a 7 km del cráter. La fuerte erupción causó pérdida en la agricultura. También los flujos piroclásticos destruyeron parte de la vegetación de los alrededores del volcán y sepultaron parcilamente con arena volcánica a San Pedro Yepocapa y Acatenango. 
1975 Erupción. 
1977-79 Erupciones. 
1987 Erupción. 
1999-2000 Erupciones. 
2002-2019 Erupciones: 
o 2004 Erupciones. Explosiones pequeñas en el Volcán de Fuego produjeron columnas de humo de alrededor de un kilómetro de altura sobre el volcán. Las avalanchas incandescentes de material volcánico descendieron por los costados del volcán. 
o 2012 Erupciones. Las erupciones del Volcán de Fuego forzaron la evacuación de 33.000 personas el 13 de septiembre de 2012. Las erupciones produjeron emisiones de cenizas que eran visibles en la capital, Ciudad de Guatemala, a 75 km de distancia. Los flujos piroclásticos viajaron por las laderas del volcán y se informó de fuertes cenizas en pueblos cercanos. El día de la erupción, un terremoto de magnitud 4,2 golpeó a 47 km al sur del volcán. La fase explosiva de la erupción fue precedida por la emisión de un flujo de lava de 100 metros de largo por el flanco. 
o 2013 Erupciones. Un flujo de lava permaneció activo en el Volcán de Fuego en enero de 2013. 
o 2015 Erupciones. Luego de fuertes explosiones registradas en el Volcán de Fuego el 7 de febrero de 2015, el director del Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología (INSIVUMEH) sugirió que se declarara alerta naranja. El director del INSIVUMEH agregó que la situación era crítica porque la ceniza y la lava habían causado incendios forestales. El INSIVUMEH reportó que el volcán tenía de cuatro a seis explosiones por hora, que las columnas de ceniza alcanzaron los cuatro mil ochocientos metros de altura, y que las nubes incandescentes se desplazaron aproximadamente a veinte kilómetros alrededor del volcán. Durante el 29-30 de noviembre de 2015, el volcán incremento su actividad con fuertes explosiones. En la noche hubo más de tres flujos de lava de entre 1,5 y 3 km de largo. En noviembre, el gobierno de Guatemala incrementó la alerta en naranja pero no procedió con ninguna evacuación ya que las explosiones disminuyeron de intensidad. Las cenizas expulsadas por el volcán se esparcieron hacia el sur y suroeste, afectando a las comunidades y pueblos de la zona. En el transcurso de la erupción se dieron series de flujos piroclásticos que descendieron principalmente por la barranca conocida como "La Honda". 
o 2016 Erupciones. El 3 de enero de 2016 el Volcán de Fuego continuó su actividad con erupciones estrombolianas y flujos de lava. Fuentes de lava pulsantes y flujos de lava bien alimentados siguieron la actividad estromboliana y efusiva, junto con un tercer paroxismo en progreso el 10 de febrero. Los flujos de lava se observaron principalmente en el flanco sureste del volcán, donde viajaron hacia el cañón Las Lajas y alcanzaron aproximadamente 2 km de longitud. El 18 de mayo de 2016 un flujo piroclástico relativamente grande (avalancha de restos calientes y ceniza) descendió del volcán por la mañana alrededor de las 10:30 hora local. La causa más probable fue un colapso de material acumulado e inestable de erupciones previas en las laderas superiores. Una nueva erupción ocurrió en el Volcán de Fuego el 25 de junio de 2016. Las cenizas volcánicas producidas por la erupción llegaron a 4,9 km sobre el nivel del mar. La actividad explosiva en el volcán se intensificó el 19 de noviembre generando al menos una fuente de lava de 300 metros de altura, alimentando tres nuevos flujos de lava. Se informaron explosiones moderadas y varias fuertes, acompañadas de una columna de cenizas que alcanzó una altura aproximada de 4,5 a 5 km sobre el nivel del mar. 
o 2017 Erupciones. La actividad en el Volcánde Fuego continuó el 25 de febrero de 2017 con constantes explosiones moderadas expulsando columnas de ceniza y humo hasta 5 km sobre el nivel del mar y viajando a más de 25 km hacia el noreste, norte, y este. Se reportó ceniza en áreas cerca de Alotenango y San Vicente Pacaya. La expulsión explosiva de fragmentos incandescentes de nueva lava viscosa alcanzó hasta 300 metros, cayendo hasta 500 metros desde el cráter. El comportamiento eruptivo estuvo produciendo constante ruido de moderado a fuerte. En un boletín especial publicado el 21 de abril de 2017, INSIVUMEH reportó un promedio de 5 a 7 explosiones de débiles a moderadas por hora que generaron un penacho de cenizas que alcanzó una altura aproximada de 4,6 a 4,9 km sobre el nivel del mar. El 5 de mayo a las 13:15 UTC el volcán entró en erupción produciendo flujos piroclásticos y arrojando nubes gruesas de cenizas volcánicas a una altitud estimada de 5 km sobre el nivel del mar. INSIVUMEH describió la erupción como una de las erupciones más fuertes en los últimos años. El 5 de octubre de 2017 la actividad explosiva en el Volcán de Fuego aumentó segín INSIVUMEH a las 16:00 UTC. Las explosiones estaban cargadas de abundante ceniza que alcanzó una altura de aproximadamente 5 km sobre el nivel del mar. El 10 de diciembre de 2017 se observó un cambio en el patrón de actividad del Volcán de Fuego, con patrones efusivos. El Observatorio Fuego informó explosiones moderadamente fuertes que generaron columnas de cenizas a una altura de 5 km sobre el nivel del mar, derivando a más de 15 km hacia el suroeste, sur y sureste.
o 2018 Erupciones. A principios de enero de 2018 se detectaron emisiones leves de vapor y gases en el volcán. El 1 de febrero de 2018 el volcán hizo erupción en la cual las autoridades guatemaltecas emitieron la alerta naranja. Las explosiones en el volcán duraron 20 horas generando flujos piroclásticos y una columna de cenizas de hasta 6.500 metros sobre el nivel del mar. La ceniza se desplazó hasta 40 km al oeste y suroeste. CONRED (Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres) dijo que la erupción afectó a unas 47.704 personas en los departamentos de Sacatepéquez, Chimaltenango, Escuintla y Suchitepéquez. En marzo de 2018 el volcán Fuego prosiguió su actividad con emisiones de vapores leves. El 3 de junio de 2018 una gran erupción comenzó en el volcán alrededor de las 16:00 UTC. La erupción arrojó cenizas volcánicas hasta 10 km sobre el nivel del mar y produjo lava masiva y flujos piroclásticos. Fue la erupción más violenta en 40 años, almenos 62 personas murieron y 300 quedaron heridas. Alrededor de 1,7 millones de personas quedaron afectadas por la erupción. El 5 de junio de 2018 un nuevo flujo piroclástico descendió por el flanco sureste del volcán. El penacho de ceniza se elevó aproximadamente a 6 km sobre el nivel del mar. La cifra de muertos desde la erupción del 3 de junio llegó a 109 con 200 personas desaparecidas. Más de 3.000 personas fueron evacuadas. Durante los meses de junio-octubre el volcán ha estado activo emitiendo numerosas exhalaciones de gases y vapores. El 6 de noviembre de 2018 el volcán entró en su 4ª fase eruptiva del año. El volcán experimentó explosiones débiles a moderadas, con penachos de ceniza que se elevaron hasta 4.800 metros sobre el nivel del mar y viajaron de 12 a 15 km hacia el oeste y suroeste. Se reportó la caída de ceniza en Panimaché, El Porvenir, Morelia, Santa Sofía, Sangre de Cristo, Finac Palo Verde y San Pedro Yepocapa. Se observó que el material incandescente se elevaba a 200-300 metros sobre el cráter, generando avalanchas e impactando la vegetación hacia la Seca y Taniluya, alimentando un flujo de lava de 1.000 metros de longitud. El 18 de noviembre Fuego entró en su 5ª fase eruptiva. El lunes 19 de noviembre el aumento de la actividad volcánica en el volcán obligó a las autoridades a emitir nuevos avisos de evacuación para las personas que viven alrededor del volcán. Se solicitó la evacuacuión de almenos 2.000 residentes. Las autoridades dijeron que existe una amenaza de nuevos flujos piroclásticos. Durante fines de noviembre y diciembre el volcán permaneció activo con explosiones, emisiones de vapores y gases.
o 2019 Erupciones. El 1 de enero de 2019 el VAAC (Volcanic Ash Advisory Center) de Washington advirtió sobre un penacho de cenizas volcánicas que se elevó a una altitud estimada de 4,9 km en dirección noroeste. El 5 de enero la actividad de Fuego volvió a aumentar dirigiéndose hacia lo que podría parecer uno de sus paroxismos frecuentes (aumento de la emisión de lava, con fuentes y flujos de lava del cráter). INSIVUMEH informó de explosiones estrombolianas débiles a moderadas en tasas de 8 a 14 por hora, expulsando penachos de ceniza que se elevaron hasta 1 km aproximadamente, desviándose a 10-15 km en varias direcciones antes de disiparse. Durante la noche se observó un brillo intenso y constante en el cráter, lo que sugiere la formación de un flujo de lava. Avalanchas de material brillante descendieron en las laderas del cráter, más pronunciadas en los corredores SO y SE (cañones Seca, Ceniza, Trinidad y Las Lajas). Durante los días 6-19 de enero el volcán permaneció en continua actividad con emisiones de ceniza y vapores de carácter moderado. En los días 20-25 de enero la actividad en Fuego empezó a augmentar con la advertencia de posibles flujos de lava según las autoridades. El volcán generó explosiones débiles, moderadas y fuertes a una velocidad de alrededor de 15 a 25 por hora según INSIVUMEH el 21 de enero. Columnas de ceniza se elevaron hasta 4,8 km de altura y se dispersaron hacia el oeste y suroeste. Una fuente incandescente de material volcánico se elevó hasta 300 metros produciendo abundantes avalanchas fuertes y moderadas que descendieron a través de los barrancos de La Lajas, Cenizas y Honda. Ruidos retumbantes provenientes del volcán se escucharon a 15 km de distancia. En febrero de 2019 el volcán prosiguió su actividad con la emisión leve de cenizas y penachos de hasta 5 km de altura como máximo. Durante el mes de marzo Fuego continuó con exhalaciones leves de vapores y gases junto con penachos de ceniza de unos 4,9 km como máximo. El 31 de marzo INSIVUMEH alertó de un aumento de la actividad en el volcán, aunque la actividad prosiguió con sus estadios normales con penachos de ceniza de entre 4,6 y 4,9 km de altura en los primeros días de abril.

Secuencia de terremotos cerca del volcán Fuego a partir de junio de 2012:
Fuente de extracción de datos: Volcano Discovery. Última actualización: 10/06/2018.

No hay comentarios:

Publicar un comentario