domingo, 3 de junio de 2018

Sabancaya

Vista este del volcán Sabancaya
Foto: Andina/Archivo. <www.andina.pe>
Ubicación: Perú, Arequipa
Altitud: 5.976 msnm
Origen: -

Tipo de volcán: Estratovolcán
Tipo de erupción:
Vulcaniana/Pliniana. Cataclísmica
Índice de explsovidad volcánica media: 4
Última erupción: 2016-presente
Víctimas mortales totales: -
Estado: Activo en el presente




Sabancaya es un estratovolcán activo de 5.976 metros de altura ubicado en el sur de Perú, a unos 70 kilómetros al noroeste de Arequipa. Se considera parte de la Zona Volcánica Central de los Andes, uno de los tres cinturones volcánicos distintos de los Andes. La Zona Volcánica Central incluye varios volcanes, algunos de los cuales como Huaynaputina han tenido grandes erupciones y otros como Sabancaya y Ubinas han estado activos en el tiempo histórico. Sabancaya forma un complejo volcánico junto con Hualca Hualca al norte y Ampato al sur y ha hecho erupción de andesita y dacita. Está cubierto por una pequeña capa de hielo que conduce a un riesgo de lahares durante las erupciones. Sabancaya ha generado numerosos flujos de lava largos especialmente durante el Holoceno temprano, mientras que la actividad en el Holoceno posterior ha sido más explosiva. Los informes históricos indican que hubieron erupciones durante el siglo XVIII. Sabancaya consiste en dos centros separados que están formados por cúpulas vecinas, Sabancaya I Norte y Sabancaya II Sur. El cráter de la cumbre del volcán se encuentra entre estas dos cúpulas, con rastros de un cráter adicional al noreste. A pesar de la presencia de una capa de hielo, los flujos de lava son reconocibles en el área de la cumbre. Tienen un volumen total de 20-25 kilómetros cúbicos. Un conjunto de más de 42 flujos de lava holocénicos emanan del volcán y cubren una superficie de aproximadamente 68 kilómetros cuadrados, con flujos de lava individuales que se extienden hasta 8 km al este y al oeste de entre sus dos vecinos. La actividad sísmica ha permitido la identificación de un reservorio de magma debajo de Pampa Sepina al noreste de Sabancaya a unos 10 kilómetros de distancia de la cumbre. Entre 1992 y 1996 esta área se infló a una profundidad de 11-13 km por debajo del nivel del mar, lo que indica que el sistema de suministro de magma de Sabancaya no puede estar centrado directamente debajo del volcán. De hecho, una fase de levantamiento de la tierra en el volcán Hualca Hualca y enjambres de terremotos en 1990 podrían indicar que la cámara de magma de Sabancaya está en realidad debajo del volcán vecino. La base del volcán está formado por rocas precámbricas, que están superpuestas por diversos sedimentos y formaciones volcánicas de la era Mesozoica y Cenozoica. Especialmente durante el Neógeno, el suministro de material volcánico fue alto y dominó la región, formando un "pie" volcánico; este "pie" está hecho de una meseta de ignimbrita que cae hacia el sur. Respecto a la composición del volcán, las volcanitas frescas de Sabancaya consisten en andesita y dacita porfírica que forman un conjunto calcáreo-alcalino rico en potasio similar a otros volcanes en el sur del Perú; las andesitas ocasionalmente aparecen como enclaves de grano fino. Las rocas no son muy vesiculares y contienen una cantidad moderada de fenocristales. Los minerales encontrados tanto en los fenocristales como en la masa son anfíbol, biotita, hornblenda, óxido de hierro, plagioclasa, piroxeno y óxido de titanio; también se encuentra olivino degradado. Sabancaya se eleva sobre los valles del río Colca y de algunos afluentes del río Siguas con cerca de 35.000 personas viviendo en ellos. Sabancaya es particularmente peligroso para el valle del río Colca, un importante destino turístico en Perú con los pueblos Achoma, Cabanaconde, Chivay, Ichupampa, Lari, Maca, Madrigal, Pinchollo, Yanque y otros. Los propios flancos de Sabancaya incluyen carreteras y una importante línea eléctrica que proviene de la planta de Mantaro y suministra electricidad al sur de Perú; todos estos podrían verse amenazados en una erupción. En el caso de una gran erupción pliniana, al menos de 60.000 a 70.000 personas estarían amenazadas. La caída de rocas afectaría el área cercana a las cimas de la cumbre, al igual que los flujos piroclásticos; estos serían un peligro adicional para los valles que drenan el volcán. La presencia de una capa de hielo es una fuente adicional de peligro, ya que su fusión durante una erupción volcánica podría formar lahares peligrosos, aunque el pequeño volumen de la capa de hielo limita su potencial de daño.

Erupciones y acontecimientos relevantes:
12.000 años atrás aprox. Actividad explosiva del volcán Sabancaya. El nombre de Sabancaya apareció por primera vez en los registros en 1595, lo que sugiere actividad antes de esa fecha. La actividad del Holoceno ha consistido en erupciones plinianas seguidas por la emisión de voluminosos flujos de lava andesítica y dacítica, que forman una extensa plataforma alrededor del volcán en todos los lados, excepto en el sur. 
6.600 a. C. Erupción. Comienzo de la actividad efusiva. 
3.490 a. C. ± 40 Erupción. 
1350 ± 150 Erupción. 
1750 Erupción. Las crónicas españolas mencionan erupciones probables en 1752 y 1784, que pudieron haber dejado capas de tefra. Después del siglo XVIII, el volcán estuvo dormido durante unos doscientos años. 
1784 Erupción. 
1986 Erupción. A fines de 1986, una mayor actividad fumarólica anunció el inicio de un nuevo período eruptivo, y las imágenes de satélite observaron la aparición de manchas negras en las que el hielo se había derretido o hervido. Durante este tiempo, se observó la muerte de animales en el área. 
1987 Posible erupción. 
1988 Erupciones. Entre el 22 y el 25 de junio de 1988, se emitieron voluminosos impulsos de vapor cada pocos minutos. 
1990-98 Erupciones. Este período alcanzó su clímax en mayo de 1990, cuando se produjo una erupción con un índice de explosividad volcánica de 2-3. Esta erupción arrojó cenizas a distancias de 12 kilómetros de la cumbre y fue acompañada por una fuerte actividad sísmica y la formación de columnas de erupción que alcanzaron alturas de 7 km. La erupción y la actividad adicional, hasta 1990, ampliaron el cráter de la cumbre y causaron la formación de nuevas filas de fumarolas. El análisis químico de las rocas volcánicas sugiere que esta fase de actividad volcánica comenzó con la inyección de magma máfico en la cámara de magma. Esta erupción desplazó entre 4.000 y 1.500 personas en la región. Después de la gran erupción de 1990, el estilo de actividad en Sabancaya cambió hacia una ocurrencia frecuente de erupciones explosivas con un rendimiento bajo, que arrojó bloques balísticos a distancias de aproximadamente 1 kilómetro del cráter de la cumbre; este patrón de actividad se conoce como "erupciones vulcanianas". Estas erupciones explosivas se volvieron menos comunes a lo largo del tiempo (desde paroxismos cada 20-30 minutos hasta solo 5-6 erupciones por día) y la cantidad proporcional de material volcánico fresco aumentó al principio; desde 1997, las erupciones discontinuas generaron columnas de vapor no superiores a 300-500 metros y el material eyectado fue casi completamente lítico. Las imágenes de satélite evidenciaron la ocurrencia de anomalías de temperatura en Sabancaya en la escala de 13 K, probablemente debido a la actividad fumarólica. 
2000 Erupciones. En abril y mayo de 2000 ocurrieron pequeñas erupciones de ceniza. 
2003 Erupción. El 31 de julio de 2003 se observó caída de cenizas en el volcán, que cubrían la cumbre, y se extendieron a la base del volcán en el lado noreste. 

Entre el 22 y el 23 de febrero de 2013, un enjambre de terremotos ocurrió en el volcán Sabancaya, al sur de Perú. El enjambre consistió en 500 terremotos y estaba relacionado con un sistema de fallas geológicas conocido como la tectónica Huambo-Cabanaconde-Chivay, ubicado a lo largo del Cañón del Colca, cerca del volcán. Los cuatro terremotos más grandes tuvieron magnitudes de 4,5 a 4,7. El 13 de marzo de 2013, una posible erupción ocurrió en el volcán Sabancaya según un informe piloto.

2014 Posible erupción. Una posible erupción ocurrió en agosto de 2014. 
2015 Erupción. Emisión de cenizas. 
2016-19 Erupciones. Se observó un aumento adicional de la actividad fumarólica en 2016, cuando aparecieron nuevas fumarolas y el flujo de azufre aumentó a 6.000 toneladas por día de dióxido de azufre. Las erupciones de ceniza se produjeron desde el 6 de noviembre de 2016, con una columna de erupción a 3 km de altura cinco días después. Durante el 27 de diciembre de 2016 la actividad en Sabancaya continuó con enjambres sísmicos y emisiones de penachos de ceniza.
A partir de junio de 2017, una nube de gas persistente se localizó por encima del volcán y se produjeron repetidas emisiones de cenizas, lo que generó varias alertas para la población local.
En marzo de 2018 la actividad explosiva continuó en el volcán. Durante abril-mayo de 2018 el volcán prosiguió con leves emisiones de ceniza y pulsos esporádicos detectables vía satélite. Durante junio-noviembre de 2018 el volcán permaneció con su actividad habitual de emisión intermitente de cenizas en forma de pequeños pulsos eruptivos y leves explosiones. El Instituto Geofísico del Perú (IGP) informó que la última semana de diciembre, la actividad del volcán estuvo marcada por una actividad eruptiva moderada, con un promedio de 23 explosiones por día, y columnas de gas y cenizas que alcanzaron una altura máxima de 3,3 km por encima del cráter antes de disiparse.
A principios de enero de 2019 la actividad explosiva en el volcán siguió con lo habitual con pulsos esporádicos y penachos de ceniza de hasta 8,2 km de altura en los días 1-3 y de 6,7 km el día 4. Durante el mes de febrero de 2019 el volcán prosiguió con emisiones de ceniza volcánica con penachos de entre 6 y 8 km de altura. En el mes de marzo Sabancaya se mantuvo con sus pulsos eruptivos normales, aunque los días 22 y 23 de marzo se registraron penachos de hasta 9,1 km de altura. En los meses de abril, mayo y junio el volcán mantuvo su actividad explosiva continua con emisiones intermitentes de ceniza volcánica con penachos de entre 6 y 8 km de altura. El 2 de julio de 2019 el volcán produjo fuertes pulsos desde las 14:10 UTC con emisiones de ceniza que se elevaron hasta 9,1 km sobre el nivel del mar. Las erupciones continuaron hasta el 3 de julio con una emisión continua detectada en imágenes satelitales también a 9,1 km de altura. A mediados de julio, las erupciones prosiguieron con su estado normal caracterizado por pulsos esporádicos de entre 6 y 8 km de altura.

Secuencia de terremotos cerca del volcán Sabancaya a partir de junio de 2012:
Fuente de extracción de datos: Volcano Discovery. Última actualización: 03/06/2018.

No hay comentarios:

Publicar un comentario