miércoles, 19 de abril de 2017

Surtsey

Isla Surtsey en junio de 2001
Foto: NASA. <www.earthobservatory.nasa.gov>
Ubicación: Islandia, Suðurland
Altitud: 155 msnm
Origen: 1963

Tipo de volcán: Estratovolcán
Tipo de erupción: Vulcaniana. Violenta
Índice de explosividad volcanica media: 3
Última erupción: 1967
Víctimas mortales totales: -
Estado: Durmiente








Surtsey es una isla volcánica situada a aproximadamente 32 km de la costa meridional de Islandia, cerca del archipiélago de Vestmannaeyjar. Constituye el punto más austral del país y se formó a partir de una erupción volcánica que se inició a 130 metros por debajo del nivel del mar y emergió a la superficie el 14 de noviembre de 1963. La erupción duró hasta el 5 de junio de 1967, momento en el que la isla alcanzó su tamaño máximo de 2,7 km² (270 ha). Desde entonces la acción erosiva del viento, el agua y el hielo han reducido constantemente su tamaño. La isla está formada por un volcán de un volumen de 1,1 km³, incluida su parte submarina, que tiene en su base un diámetro máximo de 2,9 km y una superficie de 13,2 km². Actualmente, presenta una altura de 285 metros, de los cuales 130 metros permanecen bajo el mar, por lo que la altura de la isla es de 155 msnm. Estas medidas están monitorizadas desde el año 2000 por la Administración Marítima de Islandia ya que, a consecuencia de la erosión, han ido cambiando desde la formación de la isla. Actualmente la isla tiene una forma de pera, con una longitud este-oeste de 1,33 km y norte-sur de 1,80 km. Presenta un relieve accidentado, en el que destaca una meseta inclinada hacia el sureste que se encuentra a 40 metros de altitud, rodeada por una costa de acantilados de 20 metros de altura media que llegan a los 80 metros en la costa suroeste, donde la erosión es mayor. Al norte de la meseta se abren dos cráteres en forma de media luna: el Surguntur y el Surtur; el primero de ellos se ubica al oeste y tiene un diámetro de 430 metros, mientras que el segundo se alza al este con un diámetro de 135 metros. En dichos volcanes destacan los picos Vesturbunki, al oeste con 141 msnm, y el Austurbunki, al este con 155 msnm, el punto más elevado de la isla. Al norte de ambos cráteres había un acantilado que se ha erosionado y cuyos sedimentos han formado una flecha litoral de 150 m². La costa norte no supera los 3 msnm y está formada por bloques basálticos redondeados de hasta 5 metros de diámetro. La profundidad del mar alrededor de Surtsey es variable y se encuentra afectada por la presencia de algunas pequeñas islas volcánicas que actualmente se encuentran bajo el agua. 

Erupciones y acontecimientos relevantes:
1963-67 Formación del volcán y erupciones:
-- A las 07:15 UTC del 15 de noviembre de 1963 el barco pesquero Ísleifur II observó una columna ascendente de humo negro al sur de Vestmannaeyjar, por lo que su capitán dirigió el barco a la zona para socorrer a un posible buque en llamas. Sin embargo, encontraron una erupción submarina que emitía gran cantidad de ceniza volcánica. A pesar de que la erupción fue inesperada, con anterioridad se habían detectado indicios de actividad volcánica. Entre el 6 y el 8 de noviembre se detectaron temblores débiles en Kirkjubæjarklaustur, con epicentro a 140 km (aproximadamente la misma distancia a Surtsey), mientras que el 12 de noviembre un sismógrafo en Reikiavik registró temblores débiles durante diez horas sin llegar a determinar su ubicación. Dos días antes de la erupción, una embarcación de investigación marina detectó que la temperatura del mar en la zona era más cálida de lo normal, al mismo tiempo que los habitantes de Vík í Mýrdal, a 80 km, notaron olor a sulfuro de hidrógeno. Probablemente la erupción se inició unos días antes del 14 de noviembre, puesto que el fondo marino se encuentra a 130 metros por debajo del nivel del mar y a esa profundidad las erupciones explosivas pueden ser apagadas por la presión del agua. No es hasta que la construcción del edificio volcánico se acerca a la superficie cuando esta muestra su actividad. Al principio las erupciones se produjeron por tres chimeneas separadas a lo largo de un eje norte-este por una fisura sur-oeste, pero posteriormente se fusionaron en una sola a lo largo de la fisura eruptiva. El 15 de noviembre de 1963, un día después del descubrimiento de la erupción, una estructura volcánica compuesta principalmente por escoria emergía sobre el nivel del mar, alcanzando en pocos días una altura de 45 metros y con una longitud de más de 500 metros. A medida que las erupciones continuaban, se concentraron en una sola chimenea en la fisura, y se comenzó a construir una isla de forma más circular. El 24 de noviembre la isla medía unos 900 por 650 metros. Las violentas explosiones causadas por el contacto entre la lava (entre 1.155°C y 1.180°C) y el agua de mar (10°C) provocaron que la isla se construyera sobre la base de roca volcánica suelta que se erosionó con rapidez con las tormentas invernales. Sin embargo, las erupciones mantuvieron un ritmo mayor que la erosión y el 1 de febrero se formó un nuevo cráter, llamado Surtungur, en el flanco occidental de la isla. Este se fusionó posteriormente con el cráter principal alcanzando la isla los 173 msnm y un diámetro máximo de más de 1.300 metros.

-- El 6 de diciembre de 1963 tres periodistas franceses de la revista Paris Match desembarcaron en la isla durante 15 minutos, hasta que las explosiones les hicieron abandonarla. A principios de 1964 la isla ganó altura suficiente para que el agua del mar no pudiese actuar generando explosiones hidromagmáticas que fragmentaran la lava, aunque los bloques de roca fundida continuaron proyectándose hasta 1 km de la isla y la nube de ceniza volcánica alcanzó los 10 km de altura.

-- El 4 de abril de 1964 se produjo una disminución de la actividad explosiva que dejó activo únicamente el cráter Surtungur, convirtiéndose en una erupción de tipo hawaiano. Este cráter formó un lago de lava de 120 metros de diámetro que generó una capa de rocas muy resistentes que protegieron a la isla de la erosión.

-- Esta actividad se prolongó durante más de un año hasta el 17 de mayo de 1965, formándose una meseta en la mitad sur de la isla. La actividad continuó durante más de un año, aunque se desplazó entre dos puntos que dieron lugar a las islas Syrtlingur y Jólnir.

-- El 19 de agosto de 1966, nueve días después del final de la erupción en Jólnir, se abrió una grieta de 220 metros de longitud en la zona sur de Surtsey por la que emergió lava. Estas pequeñas erupciones se repitieron entre el 12 y el 17 de diciembre y entre el 1 y el 8 de enero de 1967. Estas emisiones de lava se prolongaron hasta el 5 de junio de 1967, cuando cesaron completamente las erupciones. En total, se emitieron 1,1 km³ de rocas ígneas formadas por un 70% de tefra y un 30% de lava, de los cuales sólo un 9% emergió del océano. La isla presentaba una superficie máxima de 2,65 km² y una altura de 175 msnm. Resultó ser la erupción histórica de mayor duración acaecida en Islandia. 

Desde la formación de la isla se realizan mediciones en relación a su cambio de forma. Estos estudios han revelado que debido al asentamiento de las rocas sueltas de tefra, a la compactación de los sedimentos marinos y a la deformación de la litosfera por el peso del volcán, Surtsey ha ido perdiendo altura al paso de los años. 
Es poco probable que la isla desaparezca por completo en un futuro próximo, dado que el área erosionada se componía principalmente de tefra fácilmente erosionable, y ahora queda una superficie compuesta por flujos de lava dura más resistente a la erosión. Se estima que si la tasa de erosión actual permaneciese constante la isla se encontrará bajo el nivel del mar en el año 2100. Sin embargo, se prevé que esta tasa irá en disminución, y en la hipótesis de que esta disminución fuese exponencial, la isla sobreviviría por muchos siglos. Las pequeñas islas del archipiélago dan una idea de lo que puede suceder, ya que se formaron hace miles de años y se han erosionado considerablemente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario