sábado, 13 de mayo de 2017

Laki

Fisura volcánica Laki
Foto: <www.volcaneshistoricos.com>
Ubicación: Islandia, Suðurland
Altitud: 1.725 msnm
Origen: 1783

Tipo de volcán: Fisura volcánica
Tipo de erupción:
Pliniana/Ultrapliniana. Colosal
Índice de explosividad volcánica media: 6
Última erupción: 1784
Víctimas mortales totales: 39.350 aprox.
Estado: Durmiente



El Laki o Lakagígar, es una fisura volcánica situada en el sur de Islandia, cerca del cañón del Eldgjá y el pequeño pueblo de Kirkjubæjarklaustur, en el Parque Nacional de Skaftafell. Es parte de un sistema volcánico en el que se incluyen los volcanes Grímsvötn y Thórdarhyrna. Se encuentra entre los glaciares de Mýrdalsjökull y Vatnajökull, en una zona recorrida por fisuras desde el suroeste al norte. 

Erupciones y acontecimientos relevantes:
1783-84 Erupciones. El 8 de junio de 1783, una larga fisura de 25 kilómetros con 130 cráteres se abrió con explosiones freatomagmáticas debido a la interacción del agua subterránea con el magma basáltico creciente. Durante algunos días las erupciones se volvieron menos explosivas, estrombolianas, y más tarde de carácter hawaiano, con altas tasas de derrame de lava. Este evento se clasificó como 6 en el Índice de Explosividad Volcánica, pero la emisión de ocho meses de aerosoles sulfúricos resultó en uno de los eventos climáticos y sociales más importantes del último milenio. La erupción, también conocida como Skaftáreldar o Síðueldur, produjo una lava de basalto estimada en 14 km3 y el volumen total de tefra emitida fue de 0,91 km3. Se calcula que las fuentes de lava alcanzaron alturas de 800 a 1.400 metros. Los gases fueron transportados por una columna de erupción convectiva a altitudes de unos 15 km. La erupción continuó hasta el 7 de febrero de 1784, pero la mayor parte de la lava fue expulsada en los primeros cinco meses. El volcán Grímsvötn, de donde se extiende la fisura de Laki, también estallaba entonces, desde 1783 hasta 1785. El flujo de gases, incluyendo un estimado de 8 millones de toneladas de fluoruro de hidrógeno y unas 120 millones de toneladas de dióxido de azufre estimadas, dio lugar a lo que se ha conocido desde entonces como la "neblina de Laki" a través de Europa. Las consecuencias para Islandia, conocidas como Móðuharðindin, fueron desastrosas. Un 20-25% estimado de la población de la isla (9.000 aprox.) murió tanto por hambre, como por el envenenamiento de fluoruro, después de las erupciones de fisura. Alrededor del 80% de las ovejas, el 50% de los bovinos y el 50% de los caballos murieron debido a la fluorosis dental y a la fluorosis esquelética de los 8 millones de toneladas de fluoruro de hidrógeno liberados. El sacerdote y decano de Vestur-Skaftafellssýsla, Jón Steingrímsson (1728-1791), se hizo famoso por la eldmessa ("sermón del fuego") que pronunció el 20 de julio de 1783 en relación a las erupciones. Algunas situaciones se describieron como la siguiente: La semana pasada y las dos anteriores, más veneno cayó del cielo de lo que las palabras pudieron describir: ceniza, pelos volcánicos, lluvia llena de azufre y salitre, todo mezclado con arena. Los hocicos, las fosas nasales y los pies de los animales pastando o caminando sobre la hierba se volvían amarillos y crudos. Todo el agua se volvió tibia y de color azul claro y los toboganes de grava se tornaron grises. Todas las plantas de la tierra ardían, se marchitaban y se volvían grises, una tras otra, mientras el fuego aumentaba y se acercaba a los asentamientos. El impacto meteorológico de Laki contribuyó significativamente a varios años de condiciones meteorológicas extremas en Europa. Hay evidencia de que la erupción de Laki debilitó las circulaciones de monzones africanos e indios, llevando a una precipitación diaria de menos de 1 a 3 milímetros de lo normal sobre el Sahel de África, lo que resultó en un flujo bajo en el río Nilo. En Norteamérica, el invierno de 1784 fue el más largo y uno de los más fríos registrados. Algunas fuentes apuntan a registros de hasta un total de 39.350 aprox. de víctimas mortales totales alrededor del mundo por las causas de esta erupción, con más de 200.000 animales sacrificados en Islandia.

Ver volcanes adyacentes: Grímsvötn.

No hay comentarios:

Publicar un comentario