lunes, 25 de diciembre de 2017

Poás

Vista sur del cráter Principal del volcán Poás
Foto: Jannette MacKinnon. <www.thecostaricanews.com>
Ubicación: Costa Rica, Alajuela
Altitud: 2.708 msnm
Origen: 50.000 años atrás aprox.

Tipo de volcán: Estratovolcán
Tipo de erupción:
Vulcaniana/Estromboliana. Explosiva
Índice de explosividad volcánica media: 2
Última erupción: 2019-presente
Víctimas mortales totales: -
Estado: Activo en el presente



El volcán Poás es un estratovolcán complejo, cuyas dimensiones miden 300 a 478 km² y 96 km³. Tiene forma subcónica irregular, cuya cima es basta y en forma de planicie. Esta posee fallas y depresiones, algunos conos volcánicos y tres cráteres. Petrográficamente, las lavas del volcán son andesitas, andesitas basálticas, dacitas y basaltos. Geológicamente, el Parque Nacional Volcán Poás posee una estructura geológica compleja que incluye el volcán Congo, la laguna Hule y la laguna de Río Cuarto, además del territorio del volcán Poás propiamente dicho. La cima del volcán Póas presenta una caldera de forma ovalada de orientación norte-sur, de 9 x 7 km de diámetro. Se pueden diferenciar tres cráteres: el cráter Principal, el cráter Von Frantzius y el cráter o Laguna Botos. El cráter Principal, el único que muestra actividad volcánica, posee forma semicircular, con un diámetro norte-sur de 1.320 metros y una profundidad de 300 metros entre el mirador (2.560 msmn) y la laguna. Hacia el sur, el fondo del cráter posee una playa intracratérica con depósitos lacustres y piroclásticos. El cráter posee cuadro unidades morfogenéticas: la meseta oriental, la laguna, la cúpula de lava y la playa. Este cráter posee una laguna con aguas muy ácidas y calientes (Laguna Caliente), la cual mide 300 metros de diámetro y 40 metros de profundidad. Las paredes del cráter presentan fuertes pendientes. En la parte sur, posee cárcavas y barrancos. Varios contornos semicirculares en el interior de este cráter señalan la existencia de antiguos cráteres ahora deformados por procesos volcánicos y erosivos. En la parte norte, por efecto erosivo, se pueden observar una secuencia completa de productos eruptivos estratificados de varios milenios de edad, que revela la historia geológica del volcán. Una serie de caños naturales simulan gárgolas esculpidas, dándole a las paredes internas del cráter un aspecto invernal, sombrío y/o dantesco. En la parte este, se observan varias terrazas volcánicas de espesor variado producto de antiguas coladas de lava. La meseta oriental es una amplia terraza de 500 metros de largo, sostenida por una colada de lava de 30 metros de espesor, y ubicada a 100 metros de altura sobre el fondo del cráter. La laguna cratérica es de tipo termo-mineral, con un nivel de pH prácticamente de 0, convirtiéndola en una de las lagunas naturales más ácidas del mundo. El cráter Von Frantzius se localiza a 1 kilómetro al norte del cráter principal, sobre un cono de 2.639 msnm. Su diámetro es de 250 metros. El cono del Von Frantzius posee un pseudocráter en su parte sur y presenta un mayor desarrollo hacia el norte, donde se adosa al macizo del Poás. Posee extensas coladas de lava que se extienden hasta el volcán Congo. El cráter Von Frantzius es el foco eruptivo más antiguo del volcán Poás. El cráter o Laguna Botos ubicado a 1 kilómetro al sur del cráter principal, alcanza los 2.708 msnm, lo que lo constituye en la cima más elevada del Poás. Posee 750 metros de diámetro, de los cuales 400 metros están ocupados por una laguna de 14 metros de profundidad máxima. El agua, de origen pluvial, posee una temperatura entre 10 y 14°C, por lo que también se le conoce como Laguna Fría, para diferenciarla de la laguna caliente del cráter principal. Rodeada de bosque nuboso, la Laguna Botos es uno de los puntos turísticos más atractivos del volcán. La constante actividad del volcán Poás implica la formación de lluvia ácida, la cual por efecto del viento afecta ocasionalmente a algunas comunidades ubicadas cerca del edificio volcánico. Presenta ciclos continuos de erupciones freáticas y freatomagmáticas leves a moderadas que podrían significar un riesgo para los visitantes del parque y las instalaciones cercanas al volcán. En el largo plazo, son posibles las erupciones explosivas con coladas de lava y piroclastos. Dado que es un volcán en plena actividad, el potencial de causar grandes estragos si se da una erupción magmática a gran escala es posible, con afectación principalmente de la región occidental del Valle Central de Costa Rica. Tanto la Red Sismológica Nacional de la Universidad de Costa Rica como el Observatorio Vulcanológico y Sismológico de Costa Rica (OVSICORI) de la Universidad Nacional mantienen estaciones sismológicas de monitoreo cerca del cráter principal del Poás. Entre los estudios continuos que se realizan se encuentran termometría de las fumarolas y de la laguna caliente, geoquímica de gases, mediciones de pH y controles del nivel del agua de la laguna caliente, así como la realización de modelos dinámicos de la actividad volcánica y control de cambios morfológicos en el cráter. 

Erupciones y acontecimientos relevantes:
50.000 años atrás aprox. Formación del estratovolcán complejo Poás. 
7.920 a. C. ± 75 Erupción. 
7.620 a. C. ± 100 Erupción. 
5.590 a. C. ± 100 Erupción. Erupción y formación del cono de la Laguna Botos. 
3.950 a. C. Erupción.
760 a. C. ± 200 Erupción. 
210 Erupción.
1280 Erupción.
1747 Erupción. El registro histórico más antiguo data de 1747 con la descripción hecha por el gobernador español de Costa Rica Juan Gemir, acerca de la existencia de "un volcán de fuego" en la tierra ocupada por la tribu de los botos. 
1828 Erupciones. Se registran pequeñas erupciones. 
1834 Erupción. El volcán muestra una importante erupción de ceniza acompañada de fuertes erupciones subterráneas. 
1838 Posible erupción. 
1860 Erupción. 
1879 Posible erupción. 
1880 Erupción. 
1888-91 Erupciones. 
1895 Erupción. 
1898-1907 Erupciones. 
1910 Erupciones. El 25 de enero de 1910, a las 16:45 de la tarde hora local, se registró la erupción histórica más importante, con expulsión de bloques de piedra, lodo y cenizas. Se formó una columna que alcanzó los 8.000 metros de altura. El volumen de ceniza expulsada alcanzó los 800.000 m³, con un peso de 64.000 toneladas. 
1914-15 Erupciones. 
1916 Erupción. 
1925 Erupción. 
1929 Erupción. 
1932-34 Erupciones. 
1941-46 Erupciones. 
1948-51 Erupciones. 
1952-57 Erupciones. Una violenta explosión se registró el 17 de mayo de 1953, en la cual el volcán expulsó columnas de humo, lodo, escorias, fragmentos de rocas, fenómenos luminosos, que llevaron a la desaparición de la laguna cratérica principal. El material expulsado causó estragos en los cultivos de café. Las erupciones de ceniza persistieron durante julio de 1953. Esta fase de actividad continuó hasta 1956. A finales de 1957 la actividad cesó. Al menos 2 personas fueron reportadas desaparecidas. 
1958-61 Erupciones. 
1963 Erupción. 
1964-65 Erupciones. 
1967 Erupción. 
1968 Erupciones. En 1968, hubo erupciones freáticas y actividad fumarólica. 
1969 Erupción. 
1970 Erupción. 
1972-73 Erupciones. 
1974-75 Erupciones. 
1976 Erupción. 
1977-78 Erupciones. 
1979-80 Erupciones. 
1981 Erupción. 
1987-90 Erupciones. Entre 1989 y 1990 Poás presentó actividad importante, con disminución del nivel de la laguna cratérica principal y aumento de la temperatura. 
1991 Erupción. 
1992-93 Erupciones. 
1994 Erupciones. Un nuevo periodo de crisis se presentó en 1994, con presencia de erupciones de ceniza y geiseriformes, hasta que la laguna se secó, no recuperándose hasta 1998, cuando volvió a ser apreciable. 

Entre 1995 y 2008, hubieron aumentos y descensos de los niveles del agua de la laguna y cambios en la temperatura.

1996 Erupción. 

En el 2005, la laguna llegó a tener un crecimiento importante, tapando varias fumarolas y fuentes termales en la zona este del cráter, hasta que se inició una nueva fase de actividad.

2006 Erupciones. En marzo de 2006, se presentó la primera erupción freática luego de 10 años del último evento. El 24 de marzo de 2006 ocurrieron erupciones desde el fondo del lago Caliente. Dos erupciones freáticas se produjeron en el lago del cráter los días 25 y 26 de septiembre de 2006. El 16 de diciembre de 2006 se produjo una erupción freática. El material en erupción alcanzó una altura de 30 metros. 
2008 Erupción. Una pequeña erupción freática ocurrió en el lago del cráter (Laguna Caliente) el 13 de enero de 2008. Se emitió ceniza a 2,0 km de altitud y forzó la evacuación de 20 personas. 
2009-14 Erupciones. Un gran terremoto (magnitud 6,1) ocurrió en el volcán Poás el jueves 8 de enero de 2009. El epicentro se localizó a 8 km al este de la cima del volcán. Una erupción freática ocurrió en el lago de la cumbre (Laguna Caliente). La erupción expulsó ceniza y vapor a 600 metros sobre el lago. Una explosión freática ocurrió en el volcán Poás el 23 de febrero de 2010 en la Laguna Caliente. Los depósitos sulfurosos fueron expulsados en el flanco sur. El evento no fue precedido por actividad sísmica. Una pequeña erupción freática ocurrió desde un lago en la cumbre del volcán Poás el 2 de febrero de 2011. El material fue expulsado a 6 metros de altura. Se observaron burbujas de gas y sedimentos de afloramiento desde la superficie del lago. El 13 de mayo de 2011 hubo un gran terremoto (magnitud 6,0) a 10 km al sur del volcán Poás. El foco fue a una profundidad de 70 km. En 2013 hubo una erupción que alcanzó el mirador del cráter Principal. El 13 de octubre de 2014, se registró una importante erupción freática que alcanzó los 250 metros de altura y motivó la evacuación de los visitantes y el cierre preventivo del parque para evitar la exposición a gases tóxicos y ceniza. Las visitas al parque fueron rehabilitadas a partir del 23 de octubre de 2014. 
2016 Erupciones. Varias erupciones freáticas pequeñas ocurrieron los días 5, 13 y 14 de junio de 2016. El 18 de junio se registraron otras tres erupciones freáticas. 
2017 Erupciones. El viernes 7 de abril de 2017, se detectó la presencia de una fumarola activa, con actividad de tipo géiser, localizada entre el domo y el cráter principal, la cual generó un río de agua caliente y solfataras en el cráter principal del volcán Poás. El 12 de abril 2017, entre las 18:00 y 19:00 de la tarde el volcán Poás presentó una erupción freática fuerte que produjo una cabeza de agua por el desbordamiento del Río Desagüe, además de una columna de vapor de agua, ceniza y gases de 3 km de altura, visible desde varios lugares del país, incluida la capital San José. El volcán también arrojó grandes rocas a 3 km de distancia, que afectaron el área del mirador. Posterior al evento principal, presentó una serie de erupciones continuas más pequeñas. La erupción motivó el cierre del parque durante el fin de semana y la evacuación de comunidades cercanas al volcán y de turistas en la zona, aunque no se reportaron personas afectadas directamente por el fenómeno. El 16 de abril de 2017 se registró otra gran erupción, con un penacho de gases de 2 km de altura. Una nueva y fuerte erupción se registró la noche del 17 de abril de 2017. El 21 de abril de 2017, el OVSICORI informó que la laguna ácida del cráter principal del Poás estaba secándose de forma progresiva, a la vez que el volcán mostraba signos de estar hinchándose, mostrando 8 mm de inflación horizontal y 15 mm de inflación vertical, mientras continuaba con actividad eruptiva de baja energía, con erupciones de ceniza, caída de piroclastos y bloques incandescendentes de roca, formándose un nuevo cono piroclástico en la zona donde antes estaba ubicado un domo de lava. A las 04:30 de la mañana del viernes 21 de abril, presentó una erupción que sobrepasó 1 km de altura desde el nivel del cráter. El 22 de abril se reportó una potente erupción con salida de lava y material incandescente. La fuerza de la explosión destruyó el nuevo cono que se estaba formando, haciendo que el agua del lago ocupase de nuevo todo el diámetro del cráter. Luego de tres días de calma, el Poás retomó su actividad eruptiva freática el 25 de abril de 2017, asociada a la presentación de un sismo de 3,6 grados en la escala Richter. Desde entonces, el volcán mantuvo actividad exhalativa de gas sin generar explosiones fuertes. Tras varias horas de desgasificación, el 2 de junio de 2017 presentó una nueva erupción freática con un penacho de gases y ceniza que alcanzó los 300 metros de altura sobre el cráter principal. El 6 de junio de 2017 hubo una nueva erupción freática que alcanzó los 1.000 metros de altura. Una nueva erupción freática se registró el 11 de junio de 2017, con una columna que se elevó, al menos, 600 metros sobre la altura del cráter. El 16 de junio de 2017 inició un ciclo eruptivo de emanación pasiva de ceniza, con un penacho cercano a los 1.000 metros de altura sobre el nivel del cráter. El 20 de junio de 2017 registró una nueva erupción de ceniza de 500 metros de altura sobre el nivel del cráter, que afectó a las comunidades de Bajos del Toro, Palmira y las zonas más altas de Zarcero por la ceniza. El volcán volvió a experimentar nuevas erupciones el 27 de junio de 2017, emanando una columna de gases de 2.000 metros de altura, y dos nuevas erupciones el 29 de junio, una que alcanzó los mil metros de altura, y otra de altitud desconocida por la escasa visibilidad. El sábado 8 de julio de 2017 en la madrugada ocurrió una nueva erupción. Su columna de gases y materiales se alzó 500 metros sobre el cráter. El 14 de julio lanzó una erupción de ceniza rojiza que se prolongó por 10 minutos. El Poás volvió a mostrar actividad el 22 de agosto de 2017, con una erupción de 300 metros de altura sobre el nivel del cráter. El 13 de septiembre de 2017 el volcán Poás volvió a presentar actividad con otra erupción, pero de difícil visibilidad vía satélite por la concentración de nubes. El 30 de octubre de 2017 se detectó emisión de vapores a 200 metros sobre el cráter según Volcano Discovery, moviéndose en dirección suroeste. El 6 de noviembre de 2017, se detectaron emisión de vapores del volcán por webcam según el VAAC (Volcanic Ash Advisories Center) de Washington en Volcano Discovery.
2019 Erupciones. El 3 de enero de 2019 OVSICORI reportó frecuentes explosiones de vapor desde el lago de cráter ácido gris, mientras que el mismo lago fue disminuyendo. La sismicidad estuvo dominada por terremotos volcánicos de baja frecuencia y esporádicos temblores correspondientes a las erupciones de vapor. El 8 de febrero de 2019  a las 10:10 hora local se detectó una pequeña erupción con una columna que se elevó a 200 metros sobre la altura del cráter según la RSN (Red Sismológica Nacional). El 11 de febrero una erupción notable comenzó en el volcán con una persistente emisión de cenizas de ajo nivel e incandescencia en el cráter. La columna eruptiva alcanzó 200 metros sobre el cráter. La erupción continuó hasta primeras horas de la mañana (hora local), lo que obligó a las autoridades a cerrar el Parque Nacional Volcán Poás mientras los vulcanólogos evaluaban la situación. El 15 de febrero el VAAC de Washington detectó tres penachos de ceniza volcánica de entre 3-3,4 km de altura con emisión de vapores y gases. El 8 de marzo de 2019, según webcams locales, OVSICORI reportó una continua emisión de dióxido de azufre, vapores y esporádica presencia de cenizas. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario